Cómo los celulares pueden ayudar a educar a los niños pequeños


La manera en la que los smartphones y tablets se han introducido en nuestra vida ha hecho que sean cada vez más importantes en todo tipo de ámbitos, no siendo una excepción la educación de los más pequeños. Si bien podemos pensar que los medios habituales serían mejores, un estudio reciente indica que el uso de celulares y tablets pueden ayudar a un mejor desarrollo del cerebro de los niños en la infancia. Para ello existen cientos de aplicaciones en los mercados de Android e iOS destinadas a este fin, con las que van a poder divertirse aprendiendo los números, el alfabeto, aumentar su vocabulario e incluso iniciarse en otros idiomas.
Sin embargo, el mayor problema para los padres es el miedo a que se vuelvan demasiado solventes con sus dispositivos y puedan infringir los límites que se les ha puesto. Algo que acaba justificando el uso de aplicaciones y otras funciones del teléfono para ayudar a vigilar al niño cuando los padres no están cerca.
Recomendaciones para los padres durante la infancia del niño
Pero el hecho de que los celulares y tablets puedan ser una herramienta más de aprendizaje para los niños en su infancia no quiere decir que los puedan usar libremente. Hay una serie de detalles a tener en cuenta para que los usen de tal manera que puedan ayudarlos a aprender.

  1. Antes de los 18 meses no es recomendable que usen ningún tipo de aparato con pantalla, pero desde esta edad y hasta los 2 años van a poder usar siempre estos dispositivos bajo la supervisión de los padres o algún adulto. Es por ello fundamental asegurarse de que las apps que descargues están dirigidas a los niños de esta edad.
  2. Más adelante, entre los 2 y 4 años, tampoco es lo ideal que usen los dispositivos sin la atenta mirada de un adulto. En estas épocas es además fundamental establecer límites y fomentar las actividades físicas al aire libre, así como combinar estos dispositivos con otros métodos tradicionales de aprendizaje.
  3. Los padres también tendrán que imponerse una disciplina en lo que al uso de sus dispositivos se refiere, ya que los niños aprenden también de lo que ven en los adultos. Será por lo tanto más que recomendable establecer lugares en la casa donde no se puedan utilizar, como a la hora de comer o antes de irse a dormir.

En muchos casos será un error no seguir este tipo de comportamiento, ya que los niños durante su infancia absorben todo tipo de conocimientos, siendo fácil para ellos desbloquear el teléfono y acceder a otro tipo de contenidos. Esto lógicamente preocupa a los padres, por lo que mucho deciden usar aplicaciones para vigilar a los niños.
Aprende a controlar tus smartphones y tablets
Como hemos dicho los niños son capaces de volverse muy hábiles con los dispositivos móviles en muy poco tiempo. Si a esto le sumamos su curiosidad natural y que en algunos momentos te será imposible estar con ellos mientras los usan, es normal pensar que podrían por accidente acabar en páginas no aptas para menores o realizar compras por error dentro de aplicaciones.
Todo esto no supone ningún problema, pues el teléfono móvil es una herramienta de comunicación que con un buen uso puede ser de gran utilidad, pero no debemos olvidar que hablamos de menores, por lo que es de vital importancia que los padres apliquen una serie de medidas de seguridad para proteger a los niños de contenido no recomendado o para evitar que descarguen aplicaciones o juegos de pago sin nuestra autorización.

¿Quieres saber más sobre nuestras soluciones para utilizar en educación?

Descubre nuestros productos y encuentra las soluciones que estabas buscando. ¿Tienes alguna pregunta o necesitas asesoramiento? Contacta con nosotros.
¡Estaremos encantados de ayudarte a escoger los productos que mejor se adapten a tus necesidades!

ESCRÍBENOS

[pirate_forms]
0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account