Por: HENRY MARTÍNEZ FORERO

Magíster en Administración de Tecnologías de la información, Especialista en Finanzas Corporativas,

Economista de la Universidad Nacional de Colombia.

El modelo de negocio es la sumatoria entre ideas, iniciativas estratégicas, acciones que conllevan a convertir las debilidades en fortalezas y las amenazas en oportunidades, el tener una hoja de ruta y poder contar con métricas y seguimiento por parte del equipo directivo. Por ello, tener un modelo de negocio requiere de herramientas prácticas, dinámicas y técnicas que permitan tener claro los objetivos hacia donde las empresas comienzan a fortalecerse. En dicho marco, un buen modelo de negocio empieza por identificar las fortalezas, actividades y acciones que hacen diferente una organización, considerando estos puntos como la misión corporativa, para posteriormente tener claro el objetivo de largo plazo en una fecha determinada que sirva como objetivo marco, a lo cual denominaremos la visión de la organización. El conjunto de misión y visión se va apoyar en la identificación de Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas, más conocida como la matríz DOFA o FODA (según el contexto), y que permiten establecer los planes de acción que la organización debe implementar como acciones estratégicas para encontrar fortalezas y oportunidades en sus debilidades y amenazas, ejercicio que debe ser realizado por todos los miembros del equipo de trabajo de una empresa.

En razón al desarrollo de esas actividades y proyectos estratégicos, el equipo de trabajo va a tener como objetivo a través de la metodología CANVAS, el identificar los segmentos de mercado, recursos clave, aliados estratégicos, propuesta de valor, relaciones con clientes, proveedores, colaboradores, socios clave y actividades centrales que deberán adelantar, reflejando todo lo anterior en un flujo de caja además que indique y proyecte las fuentes de ingresos y costos que dichas implementaciones tendrá en la situación de liquidez y recursos monetarios que se requieren.

Por último, y no menos importante, es la acción de poder generar métricas e indicadores clave para hacer seguimiento a las metas intermedias, metas estratégicas y objetivos clave del modelo de negocio, lo cual se resumirá mediante la metodología del Balanced Scorecard, creada por Kaplan y Norton en 1992, y que se enfoca en poder cuantificar y controlar desde cuatro perspectivas la gestión del modelo de negocio, perspectivas que son a saber: clientes, finanzas, procesos internos y aprendizaje y crecimiento. Las mismas buscan ver las potencialidades en innovación, gestión y control que se puede tener mediante indicadores claves, que debidamente ponderadas pueden resumir los resultados ejecutados y proyectados que el modelo de negocio demanda.

0 Comentarios

Contesta

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account